En la revista Ottobre Design siempre hay algunos modelos que destacan. Hay prendas que ya sabes que van a triumfar. El vestido Lozenge es una de esas piezas que llaman la atención: son relativamente fáciles de coser pero se ven bonitas e incorporan acabados y detalles que resaltan. En este caso en concreto pienso además que eligiendo una u otra tela te pueda quedar un vestido muy a tu estilo así que lo veo muy versátil y apto para todos los estilos.

Las chicas del blog de Fans de Ottobre han pensado lo mismo porque lo han incluido en un coseconmigo doble (os dejo AQUÍ el enlace).

Yo lo elegí para un monográfico en el Centre Cívic Vil·la Urània, el centro donde doy clases desde hace ya unos años. Lo planteé en tres sesiones de dos horas incluyendo el corte del patrón y de la tela y el vestido es más laborioso de lo que parece y lo tuvimos que terminar en una clase extra.

Os presento mi versión.

Es un vestido con el cuerpo cruzado pero fijo, no lleva lazada. La falda es acampanada y las mangas hasta el codo. Elegí un tela de jacquard de Naturtelas de 100% algodón orgánico. Para las que no sepáis como es este tipo de tejido os diré que lo he usado en varios proyectos y me entusiasma: es grueso y esponjoso como un jersey fino, tiene caída, no es para nada transparente y el dibujo lo forman los hilos del tejido, no es un estampado. Suele ser bonito por las dos caras así que yo lo usé hace tiempo para hacer una bufanda de chico y quedó genial.

Mis alumnas han tenido varios problemas con este vestido y os los quería explicar. Para empezar según lo fino que sea el tejido la colocación del elástico en la cintura puede quedar demasiado rígido (no es mi caso, le da la estabilidad justa y necesaria). Por otro lado las chicas con más pecho se encuentran con el problema de que el cruce queda justo encima de los senos y a algunas les molestaba, era como: “el cruzado me lo pongo encima o debajo de la teta?”…. Una alumna optó por eliminar el cruzado y hacer una costura vertical tomando de referencia la línea del medio delantero y le quedó un escote en V precioso y mucho más favorecedor para su cuerpo.

No os engañaré: yo tengo una altura y unas proporciones bastante estándar (según las marcas comerciales) así que pocas veces tengo que ajustar los patrones, sólo en ocasiones ensanchar la espalda o añadir unos centímetros a la cadera pero es muy importante conocerse y saber ver lo que a una le sienta bien. Si no la costura puede resultar algo frustrante.

La espalda, tanto el cuerpo como la falda, está formado por dos partes así que se ajusta genial al cuerpo.

Patrón: Vestido Lozenge de la revista Ottobre Design, el modelo nº8 de la 5/2018.

Tela: Jacquard 100% algodón orgánico de Naturtelas.

Talla: 38 (mis medidas: 170/90/ 70/ 100 cm). Mis medidas están entre la talla 38 y la 40 y me decidí por la inferior.

Fitting: Ninguna.

Modificaciones: Ninguna.

Comparto el el blog de fans de Ottobre.