La mayoría usamos patrones para nuestras costuras. Éstos pueden ser de diferentes tipos y quería dedicarles una entrada en el blog para resolver muchas dudas que me planteáis a menudo.

¿Qué tipos hay?

Dejando a un lado si los patrones son gratuitos o son de pago podemos encontrar los siguientes tipos de patrones:

Algunos ejemplos de libros de patrones.

Revistas de patrones en castellano y francés.

Patrones digitales en formato pdf de Blank Slate Patterns y Jennuine Design.

Patrones en sobre de diferentes marcas.

¿Cuánto cuestan?

Analicemos las ventajas y desventajas teniendo en cuenta el precio.

  • La primera opción es la más económica, las revistas incluyen varios patrones multitalla y el precio por patrón es insuperable. Actualmente la Ottobre Design de niño vale 12,65€ y incluye unos 40 patrones, la de mujer cuesta 10,75€  y trae unos 20, una Maison Victor tiene un precio de 8’95€ y encontramos en su 12 patrones de mujer, hombre y niño además de interesantes artículos de moda y DIY.
  • En la segunda opción los precios son muy variables según el diseñador y el tipo de prenda, si incluye varias tallas o sólo una. Los hay incluso gratuitos.
  • Los patrones en sobre resultan los más caros. 9’95$ los de Oliver and S, 14’95€ los de Lara Sanner, por ejemplo. Evidentemente, en el caso de que un diseñador tenga patrones digitales y en sobre los segundos resultan más caros porque hay que tener en cuenta el precio de la impresión del sobre, el patrón y las instrucciones.

¿Qué ventajas e inconvenientes tienen unos y otros?

  • Las revistas me encantan porque se editan varias veces al año así que los modelos reflejan las modas e incluyen las últimas tendencias que vemos en los escaparates (hombros descubiertos, pantalones acampanados, culottes, …). Es genial, además, poder ver prendas confeccionadas con telas de las últimas colecciones. Son una fuente inacabable de inspiración. Los libros no siguen tanto las modas, las prendas por lo general son más atemporales. En el primer caso las explicaciones suelen ser redactadas sin apenas esquemas y se requiere algo de práctica. En los libros normalmente se incluyen los paso a paso con fotos o diagramas.  Los patrones en libros y revistas están recopilados en un pliego de hojas que debes calcar en papel para poder luego transferirlos a la tela, algunos incluyen margen de costura, otros no. Otra ventaja es que son coleccionables, quiero decir que los vas acumulando en tu estantería y permiten ser revisados una y otra vez: siempre hay algún modelo del que te enamoras y que te pasó inadvertido la primera vez o tu hijo finalmente tiene la talla suficiente para que le cosas ese pantalón tan chulo de una revista de hace dos inviernos.
  • Los patrones digitales son en formato pdf y su ventaja principal es la inmediatez. Los descargas en tu ordenador donde debes almacenarlos de alguna forma que te permita encontrarlos más tarde (esta parte es la que más me cuesta). Algunos diseñadores te los almacenan en la cuenta que creas en su propia página web y así no se pierden/borran pero es difícil recordar cuales has comprado cuando llevas años acumulándolos. Otro problema es que el formato pdf debe imprimirse o bien en una impresora doméstica en hojas DIN A4 (con el consecuente gastos de tinta y papel) o llevándolas a imprimir en DIN A0 (calcula entre 3,5 y 4,5€ extra por la impresión). Después hay que pegarlos y/o recortarlos y también almacenar de una forma que facilite su acceso más tarde.
  • Los patrones en sobre son para mí como los libros. Son preciosos y coleccionables, dado su precio sólo compro aquellos que me gustan mucho y sé que voy a usar varias veces para amortizar la inversión. Te ahorras imprimir pegar y recortar pero no el traspasar el patrón a papel para poder transferirlo a la tela. Las instrucciones vienen en forma de librito con el paso a paso y las fotos o diagramas.

¿Cómo trazo los patrones?

  • Libros. Incluyen un pliego de patrones que hay que calcar a papel seda o Manila (mi favorito), lee atentamente las instrucciones para entender cómo hacerlo en cada caso. No olvides comprobar si llevan o no margen de costura incluido y de cuánto es (en general los patrones americanos si lo llevan, los europeos y japoneses no). Revistas. Hay varios tutoriales on-line para trazar patrones de revistas. Os dejo ESTE ENLACE al blog de La Inglesita donde explica como sacar un patrón de la revista Burda y ESTE OTRO donde las Fans de Ottobre publican un paso a paso para que no te pierdas al trazarlos de la revista Ottobre Design. Hay gente que después de usarlos tira el patrón en papel Manila, yo prefiero guardarlo porque repito a menudo patrones. Puedes meterlos en sobres de papel que hay que dejar bien identificados en el exterior, otras (como yo) los guardo en un sobre transparente que acompaña siempre la revista. Como verás en la imagen de abajo me he acostumbrado a incluir el margen de costura en el papel, me resulta más cómodo en prendas de punto porque con la overlock trabajo a 1 cm. y así no tengo que marcar la tela.

    Resulta muy importante identificar cada una de las piezas del patrón que hemos calcado en el papel Manila para identificarlos fácilmente.

  • Los patrones digitales, tal y como hemos comentado antes, deben ser impresos. Si lo llevas a un sitio donde te los preparan en DIN A0 puedes optar por recortarlos directamente en tu talla o bien calcarlos en papel traslúcido. Yo prefiero hacerlo de la segunda forma a no ser que sea un patrón sin talla (un bolso, por ejemplo). Doblo en papel hasta el tamaña DIN A4 y lo guardo junto al calco en papel Manila en un sobre transparente en grandes archivadores de anillas por temas: mujer, hombre, niño, casa. Si decides imprimirlos en casa no olvides ajustar la impresora al 100% de tamaño y comprobar que es correcto (suelen llevar todos los patrones una cajita de verificación que debes medir después de la impresión). En el siguiente apartado te explico más detalladamente el caso especial de estos patrones.
  • Para los patrones en sobre hay la opción de recortar directamente el patrón o calcarlo, siempre opto por el segundo caso y guardo el calco en papel Manila dentro del sobre. De esta forma conservo intactas todas las tallas.

¿Cómo traspaso y almaceno los patrones digitales en DIN A4?

Son patrones que obtienes de forma inmediata: pagar y descargar, pero conllevan mucho trabajo después. Te evitas, eso si, salir de casa para ir al kiosco a comprar la revista/libro o esperar varios días a que llegue el patrón en sobre que compraste on-line.

En casa tenemos una impresora doméstica así que los imprimo en hojas DIN A4, sólo imprimo la portada y las hojas del patrón que voy a usar (a veces incluyen variaciones del patrón que no necesito). Deben pegarse entre ellas pero antes yo les corto el contorno en los 4 costados usando esta cizalla (también te sirve una guillotina, la primera es más precisa pero permite cortar hasta 6/7 hojas, en la segunda herramienta puedes cortar hasta 10 hojas a la vez). Estos patrones llevan este margen alrededor para que al ser impresos en casa no haya problemas en diferentes formatos de papel o si tu impresora no está bien alienada. A continuación los presento en el suelo o una mesa grande y los pego con cinta adhesiva. Después se pueden doblar como un mapa y guardar en sobres de plástico con la primera hoja delante para identificarlos. Si no recortas los márgenes con las cizalla doblarlos es una tarea casi imposible. También los calco en Manila y guardo en el mismo sobre.

Cizallla, tijeras exclusivas para papel, cinta adhesiva.

En los sobres transparentes tengo: la portada, el patrón recortado y pegado, el calco en papel Manila.

Espero que esta información os sea de utilidad. Si hay algo que sigue sin quedarte claro o necesitas más información déjamelo en los comentarios e intentaré solucionarlo.