Ha pasado ya mucho tiempo desde que no coso un bolso y, aunque me ha dado algún que otro dolor de cabeza, he disfrutado mucho con esta pieza.

El bolso Willy Fog es un patrón de Charo, la talentosa mujer que hay detrás del blog Cosiendo y Aprendiendo. Un patrón que viene en dos medidas, lo puedes coser forrado o sin forrar y resulta súper versátil, mirad que bolsos más bonitos AQUÍ.

Por mis últimas entradas ya habréis intuido que estoy en “modo otoño” así que se me ocurrió coserlo en una pana de estas gruesas en color capuchino, le añadí una cinta vintage que guardaba para una ocasión especial y lo he combinado con biés amarillo y cordoncillo, cremallera y asas azules.

Me apetecía que fuera una bolsa con cuerpo así que opté por la opción forrada y usé un acolchado en rayas azules. Es la típica tela que casi no se ve pero que te encanta que esté allí.

No os lo negaré, este bolso en ocasiones se me atragantó. Imagino que es porque me pilló a media mudanza y lo iba cosiendo por capítulos. Se me rompió una aguja y no encontraba las de repuesto, he perdido la pata de cremallera, no tube internet para consultar las instrucciones de Charo… En fin, un desastre que se ve súper compensado con el resultado.

Me encanta mi nueva bolsa, la voy a usar muchísimo y creo que voy a tener que coser otra para el Sr. D que ya me ha puesto carita de alma en pena ;)

La mía es la versión grande. ¿Sabéis qué cabe dentro? DE TO-DO. Literalmente.