Ya sabéis que mañana empieza la KCWC? Esta temporada va de reciclaje así que no os lo podéis perder. A mi no me da la vida para participar pero es un evento que me encanta y me apunté un día que tenía muy optimista.

En fin… mientras me lamento de mi falta de tiempo os enseño el vestido que le cosí a la guapa de la casa hace un par de semanas. Estoy suscrita a la revista Ottobre Design, me gusta muy mucho, suelo enamorarme de varios modelos de cada número y los de las portadas no son una escepción.

Ottobre Primavera 1/2015 modelo 28 “Home Girl”, de la talla 104 a la 140 cm.

En las fotos de arriba la morritos de oro luciendo palmito. El vestido me parece corto, si lo coso de nuevo lo voy a alargar.

Es un vestido trapecio de mangas 3/4 con cremallera en la espalda y un círculo en la mitad de delante. El patrón original lleva el círculo partido en dos, pero la costura horizontal me daba dolor ocular así que lo modifiqué para poder coserlo de una pieza. La construcción se hace un poquito distinta y se complica ligeramente pero nada del otro mundo. Al final os enseño unas fotos por si os gusta así y queréis copiarlo.

MODIFICACIONES:

1. Para empezar la pieza del centro hay que colocarla en el lomo de la tela doblada para que te quede un óvalo entero (la pieza de arriba a la derecha). Por cierto: la vista del cuello aquí está mal colocada, también va a lomo porque tiene que quedar entera.

2. Primero cosemos las dos mitades delanteras del vestido, superior e inferior, planchamos los dos márgenes de costura hacia arriba y pespunteamos.

3. Fruncimos. Yo lo hice en dos partes: mitad superior del óvalo y mitad inferior (estas patas que salen en la foto no son mías queridas, son alguno de mis hijos no sé cual).

4. después de hacer casar el óvalo con el agujero fruncido cosemos la pieza central al agujero.

5. Por dentro el vestido queda así.

Por fuera así. Se le pasa la remalladora, se planchan los márgenes de costura hacia adentro y se cose un pespunte visto cerca del borde. La construcción del resto del vestido es tal y como explica la revista.

¿Mejor así, no?