Seguimos con los básicos del bebé. Hace unos días os mostraba como hacer un arrullo, hoy haremos un cambiador para cuando salimos de casa.

Materiales:

- tela para el exterior (un retal de 70 x 50 cm.)

- buata para que quede acolchada (un retal de 70 x 50 cm.)

- plástico de PVC sanitario (un retal de 70 x 50 cm.)

- un botón grande

- un trocito de elástico

- máquina de coser, hilo a juego, tijeras, etc.

A ver…. se podría hacer con cualquier plástico comprado en una tienda de todo a 1€ pero hay algunos como el vinilo que son muy desagradables al tacto y el culito del bebé se nos quedaría pegado. Mi plástico lo compré en Barcelona, en el Servei Estació, su nombre es “PVC Gavafol Gh10 Especial Cama”, es especial para usos sanitarios, es suave, no se pega a la piel y huele a talco; tiene 140cm. de ancho y cuesta 4€ el metro así que con 2€ te salen 2 cambiadores.

ATENCIÓN ÚLTIMA HORA: Ya podéis comprar este producto por internet, nadie tiene excusa para no hacer unos cambiadores como Diós manda ;)

Os dejo el enlace: mwmaterialsworld.com

Pasos:

1- Trazamos el patrón, lo trasladamos a la tela y la cortamos. Repetimos con el PVC. Cortamos la buata un dedo más grande que nuestro patrón. Si vamos a usar cinta al bies hecha por nosotras la preparamos también.

Si queréis aquí va el patrón que yo hice MAMEMIMO patron patrón cambiador bebé.pdf.

2- Aseguramos la tela y la buata juntas con alfileres, las cosemos por las líneas de puntos que habremos marcado en la buata. La cara buena de la tela debe quedar hacia afuera y, al coser, mejor que la buata esté encima para controlar lo que hacemos.

El plástico no lo incorporamos en este paso porque le haríamos agujeros al hacer el pespunte y perdería la impermeabilidad. Lo juntamos después, ya lo veréis.

3- Cortamos el exceso de buata.

4- Cosemos el botón en su sitio.

Yo lo aseguré por el otro lado con un botón pequeño para que no se desgarrara el conjunto.

5- Ponemos el plástico encima de la buata y aseguramos con clips (los de Hello Kitty son los que van mejor).

6- Cosemos la cinta al biés sin olvidar colocar en el centro de la parte superior externa un trozo de elástico doblado formando una U (será la presilla).

 

Doblar y ¡Listo!

El cambiador en acción (con bebé incluido):