¿Qué es un arrullo? Esto es lo que me pregunté cuando fui al hospital dónde debía dar a luz a mi primera hija y me dieron la lista de cosas que teníamos que llevar el día del parto. Pregunté a amigas y familiares y no entendí nada…. no es una toalla ni un manta entonces… ¿Para qué sirve? Bueno, pues sirve para arrullar, para hacer dormir, para acunar. Es una pieza en el ajuar del bebé que puede resultar muy inútil o imprescindible. Para mi fue imprescindible.

El recién nacido se siente indefenso y le encanta sentirse bien apretadito. Hacer un canelón o un rollito de primavera con el bebé ayuda mucho en los primeros días para que el peque se sienta protegido, cuando crece se puede usar como mantita para el cochecito, para que el bebé juegue en el suelo de casa, para protegerlo del sol al salir a pasear, ….

Son piezas que suelen ser caras, no sé porqué así que cuando vi que los de la pequeña A estaban gastados y hechos una porquería decidí hacerme yo misma mis arrullos para el bebé que está en camino.

¿Cómo se hace un arrullo?

Materiales:

- tela de algodón para el exterior (un retal de 60 x 80 cm.).

- tela de toalla fina o otro tejido muy suave para el interior (un retal de 60 x 80 cm.).

- máquina de coser, hilo a juego, tijeras, etc.

Pasos:

1- Trazamos el patrón, lo trasladamos a la tela exterior y a la interior y las cortamos. El patrón es senzillo: un rectángulo de 60 x 80 cm. en el que las dos esquinas inferiores van ligeramente redondeadas (con la ayuda de un vaso o una taza podéis trazar la curva) y las dos esquina superiores llevan una curva más pronunciada.

 2- Colocamos las dos telas enfrontadas con el derecho del género hacia dentro. Sujetamos las dos telas con alfileres alrededor.

3- Cosemos un pespunte muy cerca del margen en todo el perímetro de la tela dejando una abertura de unos 10 cm. para poder dar la vuelta a las telas.

4- Damos la vuelta a las telas como si fueran un calcetín, planchamos los márgenes.

5- Hacemos un pespunte muy cerca del canto en TODO el perímetro, de esta forma cerramos la abertura que hemos dejado en el paso anterior. Queda así como en la foto. Otra idea: se pasan varios pespuntes paralelos en el perímetro del mismo color o a contraste y queda muy bonito.

¡Listo! Ahora a buscar el bebé y a arrullarlo. El de la foto no es mío, es de Ikea, pero me lo ha prestado para la sesión fotográfica ;)

Por cierto, si queréis información sobre las telas, hablé de ellas en este post.